Inicio   Meteorologia   Carreras   Triatlon   Esqui   M. Ambiente   WebCam
Home Inicio
 
 
   
El Cóndor no es un ave rapaz PDF Imprimir E-mail
Escrito por administrador   
Lunes, 15 de Febrero de 2010 00:00

Recién llegados de Argentina y todavía con las sensaciones en nuestro cuerpo os hacemos llegar este relato sobre el intento de ascensión al Cóndor de 6.420 metros en la provincia de Catamarca en la Puna Argentina.

Efectivamente, el Cóndor no es en este caso un ave rapaz americana; aunque el nombre de este hermoso volcán hace alusión a que su silueta se parece a un cóndor posado.

El Volcán Cóndor tiene una topografía enmarañada con unos magníficos escoriales que bajan por sus costados, cráteres secundarios y laderas muy empinadas y rocosas complican cualquier intento de ascenso. Además tiene unas dimensiones considerables. En el cráter superior destaca su cumbre, un promontorio rocoso al sureste, de 6.420 metros. Como muchos volcanes, tiene en su arista superior varios morros, destacando una antecumbre, que ha dado muchos quebraderos de cabeza porque dependiendo de la perspectiva parece la cumbre principal. Este promontorio está al noreste y tiene 6.373 metros, suele llamársele cumbre noreste, aunque algunos consideremos que cumbre hay solo una. Además este volcán se encuentra en una de las zonas de difícil acceso, solo posible son vehículos todo-terreno y con experiencia de conducción en terrenos arenosos y campos de escorias.

Condor 2010

Los integrantes de la expedición con el Volcán Cóndor detrás.

Elegimos este objetivo porque nos atraía muchísimo conocer esta zona del desierto alto-andino. Además, se trata de un volcán con muy pocas ascensiones, hasta ahora sólo cinco. Fueron Henry Barret y Walter Sinay los primeros en conseguir hoyar la cumbre sureste en octubre de 1996; los mismos repitieron en noviembre de 2001 y en octubre de 2002 Barret, Sinay y Leyval. En enero de 2007, Bráccali y Glass subieron al pico noreste y a la cumbre principal; y en enero de 2008, Acebedo, Sablé, Suárez y Siebenbar llegaron al pico noreste denominándolo cumbre “Museo Los Seismiles”. Todas las ascensiones se consiguieron realizando las aproximaciones por el noreste. En nuestro caso nos propusimos intentar una nueva ruta, por el filo sureste y acceder directamente a la cumbre. No había ningún antecedente sobre esta nueva ruta, de modo que la expedición fue un continuo descubrimiento.

El día 9 de enero de 2010 nos reunimos en Fiambalá todos los integrantes. David Flores, Hugo Hernández y Gabriel Rubio de Mendoza. De Río Cuarto, Omar Fiqueprón, Ricardo Rattini y Javier Coletto. De Fiambalá y jugando de locales, Maggy Acebedo y Lis Sablé; y desde Segovia, nosotros. Fuimos en tres vehículos todo-terreno. Después de aclimatar unos días en Las Grutas a 4.000 metros junto al paso internacional “San Francisco”, iniciamos nuestro camino al Cóndor por la huella Paso San Francisco-Antofalla. Desde la ruta internacional del Paso San Francisco hasta la base del Cóndor son unos 80 kilómetros, por huellas ó casi, de todo-terreno; por encima de los 4.000 metros de altura, llegando a pasos a 4.600 mts.

Aproximamos con los vehículos a 4.400 metros donde montamos el base al que denominamos Campamento Segovia. Los siguientes campamentos fueron Campamento Río Cuarto a 4.900; Campamento Mendoza a 5.400 y finalmente Campamento Fiambalá a 5.900 metros. Tuvimos una baja, uno de los integrantes enfermó de anginas y hubo que evacuarlo hasta Las Grutas, eso significó perder uno de los vehículos ya que el enfermo luego de llegar a Las Grutas, tuvo que conducir su coche otros 250 Km. hasta el hospital de Fiambalá.

Condor 2010

Un alto entre el campamento Segovia y el Río Cuarto

Este año es año del “Niño” con lo cual las condiciones climáticas en los Andes son un poco más complicadas que lo habitual. En nuestro caso, esas condiciones climáticas no nos perjudicaron en forma de tormentas, de las cuales nos salvamos; sino en forma de ausencia de agua ó nieves. De modo que tuvimos que llevar toda el agua, unos 70 litros por persona hasta el base. Luego, hicimos varios porteos llevando el agua y eligiendo el lugar para acampar.

Dado que fue la primera expedición que se aventuraba por la ruta del filo sureste, no había campamentos de expediciones anteriores, ni referencias algunas; hubo que buscar y elegir los mejores sitios para montar los campamentos y hacer las terrazas para ellos. Un par de veces tocó a algunos adelantarse al grupo principal y escudriñar la mejor ruta o el mejor sitio para montar las tiendas.

Condor 2010

Haciendo las terrazas del Campamento Fiambalá.

El día de intento a cumbre nos levantamos a las 6 de la mañana y salimos con muchos ánimos y mucha expectación. Pero, sobre las diez y cuando alcanzamos el final del filo que nos impedía ver la cumbre, comprobamos con desilusión que habíamos errado. Deberíamos haber tomado por la derecha en el anteúltimo campamento y no a la izquierda, así hubiéramos evitado un cráter secundario que nos cerraba la ruta. La cumbre no se hallaba lejos, estábamos a un par de horas, pero el filo donde estábamos montados acababa en una pared casi vertical que no podíamos descender y subir por el lado contrario. Tuvimos que volver, con un sabor agridulce, pero no decepcionados, porque habíamos abierto una nueva ruta. Fuimos al volcán al “estilo tradicional” donde el trabajo en equipo y la experiencia, permiten afrontar todas las situaciones. Hemos aprendido que la ruta sureste es factible, pero también por dónde no hay qué ir y por qué este seismil tiene tan pocas ascensiones. El Cóndor vende cara su cumbre.

Condor 2010

Hasta aquí llegamos señores……debemos regresarnos.

En conclusión podemos decir que fue un reto distinto, subir a una montaña con tan pocas ascensiones y por una ruta ignota. Nos faltó coronar la cumbre, pero hemos vuelto con una información de primera mano valiosísima y con un conocimiento del volcán que nos servirá para intentarlo nuevamente; y es además ¡lo pasamos genial! Los únicos dolores musculares han sido en los carrillos, de tanto reírnos…

Si Barret y Sinay consiguieron ser los primeros tras años de venir aquí y observar el volcán e intentar por rutas distintas; nosotros conseguiremos llegar a la cumbre por el filo sureste, habrá que volver.

Condor 2010

¡A empujones para salir de algunos areneros!

La bajada del Cóndor y la salida hasta Las Grutas por la hoyada del Peinado fueron las últimas sorpresas de éste volcán: un esguince de tobillo en uno de los integrantes, la ruptura del intercooler de uno de los vehículos, el cansancio de un día muy largo… Complicaciones y dificultades que nos demostraron que el trabajo de todos es el único que rinde frutos, finalmente y después de mucho bregar, salimos, ¡lo conseguimos!

Las últimas palabras son de agradecimiento a todos nuestros amigos y compañeros: David, Fique, Maggy, Hugo, Lis, Gabriel, Javier y el Gringo; por compartir con nosotros tan hermosa experiencia y por regalarnos su sincera y fiel amistad.

Condor 2010

 

Saliendo de la hondonada, detrás las lagunas del Peinado de aguas saladas.

NOTA: en próximo 29 de abril a las 20:30 horas durante el Ciclo de Proyecciones de Montaña del CD Aguacero se proyectarán las imágenes comentadas de esta expedición.

 

Fuente: Cristina Pampillón y Mariano Muñoz del Club Diego de Ordás de Segovia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Última actualización el Lunes, 15 de Febrero de 2010 08:39
 
  Top