Inicio   Meteorologia   Carreras   Triatlon   Esqui   M. Ambiente   WebCam
Home Inicio
 
 
   
RECUERDOS DESDE MI MARAVILLOSO "AGUJERO" PDF Imprimir E-mail
Escrito por administrador   
Domingo, 04 de Abril de 2010 00:00
Tras la pérdida del primer vuelo de Katmandú a Lukla debido al mal tiempo, finalmente al día siguiente, pude llegar al inicio del trekking. Tenía que seguir los pasos de mi compañero de expedición, Lluís Ràfols y de sus clientes, pero a última hora por trabajos y compromisos varios en Barcelona tuve que cambiar los planes. El resultado es que con cuatro días pude llegar al Campo Base del Mera Peak en 5350 m, posiblemente no es la mejor manera de llegar a esta altura pero el trabajo hecho antes de esta nueva expedición, me lo ha permitido. Ahora recuerdo el día 21 de enero de 2010, eran las 10h de la mañana, el sol acariciaba tímidamente la cima del Aconcagua y la temperatura no se atrevía a subir, estábamos a 15 º C bajo cero, había salido del Campo Base a las 12h de la noche y con diez horas había llegado al techo de América a casi 7.000 m de altura. Me sentía satisfecho del trabajo realizado hasta el momento, un trabajo que entre otras cosas, tenía que aportar la preparación y aclimatación adecuada para llevar a cabo la ascensión Annapurna, las grandes expediciones al Himalaya comportan un esfuerzo extra a la actividad a realizar.


Después de cuatro días y con más de 7.000 metros acumulados subiendo y bajando por los cuellos previos al Inkhu Khola, llegué al collado del Mera La de 5.450mia la vez en el Campo Base del Mera Peak. Después de un día de descanso merecido, empezamos la ascensión del Mera Peak junto con Lluís Ràfols y sus clientes, Josep, Jordi, Xavi y M ª Rosa. En unas ocho horas, estábamos en la cima disfrutando de una vista fantástica: el Cho-Oyu, el Everest, el Lhotse, el Makalu, el Kanchenjunga y otras cimas por debajo de los ocho mil metros, pero no menos bellos: el Nuptse, el Pumori, el Amadablam, el Thamserku, el Kantega. Sí, todo ello desde la cima!, Un premio al esfuerzo realizado.
Ahora desde Katmandú y un día de salir hacia Pokara, puerta de los Annapurnas, y acompañados por los médicos Jose Ramon Morandeira y M ª Antonia Nerin especialistas en medicina de montaña del hospital Clínico de Zaragoza y que harán el seguimiento de Carlos Pauner , compañero de logística en el Campo Base, me acuerdo de todos y todas ustedes en estos días de Semana Santa. Días que se aprovechan para salir, para ir a escalar, para reunirse con la familia y comer las "Monas" ... en mi caso no es así, la distancia me lo impide, pero es el recuerdo precisamente, lo que hace que no te olvide y piense en todos y todas ustedes y es lo que me da fuerza para seguir adelante con mi proyecto, también vosotros, de llegar al techo de todas las montañas de más de 8.000m.


Son las 19h y estoy en un Cyber de Katmandú, sin red eléctrica por supuesto, las cosas no cambian en unas semanas pero me han dejado utilizar sus baterías, cada uno se busca la vida en este maravilloso "agujero", recuerda?. Estoy escribiendo esta crónica en un lugar especial, pues hace un año pasaba un buen rato con mi familia después de la ascensión al Lhotse, mi quinto 8.000m. Ya lo veis, viviendo de recuerdos y esperanzas,
Un abrazo desde mi "agujero",

 

Fuente: Xavi Arias

Última actualización el Jueves, 08 de Abril de 2010 12:51
 
  Top