Inicio   Meteorologia   Carreras   Triatlon   Esqui   M. Ambiente   WebCam
Home Inicio
 
 
   
Navafria PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Lunes, 24 de Julio de 2006 21:18

Navafria

Distancia a la capital: 32 kilómetros.
Superficie (en Km2): 30,40.
Altitud: 1.193
Población: 383 habitantes.
Pedanías: -
Comarca:Tierras de Sepúlveda
Gentilicio: Navafrieños

Fiestas Patronales

San Sebastián (20 de enero). Santa Águeda (5 de febrero). Romería de la Virgen de las Nieves (tercer domingo de junio). Santa Isabel (2 de julio). San Cristóbal (10 de julio). San Lorenzo (10 de agosto).


Descripción


Free Image Hosting by www.NetFreeHost.com

Iglesia parroquial de San Lorenzo.

Ya casi en el límite con la provincia de Madrid y en plena Sierra de Guadarrama se localiza Navafría, cuyo nombre nos indica se trata de un llano con pasto al pie de la montaña. El topónimo nava es uno de los mas abundantes por toda la geografía española, solo en esta provincia de Segovia existen más de media docena de localidades que lo portan. Con él se identifica a un «terreno sin árboles y llano, a veces pantanoso, situado generalmente entre montañas».
La iglesia parroquial de Navafría se dedica a san Lorenzo, que conserva una portada de época románica bastante sencilla, y junto a ella otra cegada con alfiz y decoración de pequeñas esferas, de finales del gótico tardío. Así mismo en Navafría se conserva El Martinete (Bien de Interés Cultural) donde el agua, abundante en la zona, junto con los grandes desniveles del terreno, proporciona la fuerza motriz, que por un lado mueve un rodezno que a su vez impulsa a un gran martillo pilón (martinete), el cual es capaz de dar más de 150 golpes por minuto sobre el yunque, que a su vez mantiene un taller de artesanía especializado en objetos de cobre.

También en los entornos de Navafría podemos disfrutar de explendidos y naturales paisajes, entre los que destacaremos el Area recreativa de El Chorro con su famosa cascada, y el paraje de la Virgen de las Nieves.

Un pulmón del Guadarrama

En pleno corazón de la sierra, Navafría tiene en el privilegiado entorno uno de sus mayores tesoros y recursos

Texto y fotografías de Isabel Jimeno

De camino al puerto de Lozoya, los tejados de las casas asoman entre los árboles de la falda de la sierra de Guadarrama. Entre una frondosa vegetación y bañado por el cauce del río Cega y el agua que con en su recorrido por las caceras que surcan el pueblo rompe el silencio, Navafría se ha hecho un hueco en un entorno privilegiado, en un remanso de paz en un pueblo por el que no se pasa por casualidad. Hay que ir para encontrar Navafría. Pero esto no es impedimento para que, cada día la localidad acoja a un buen número de turistas, que hacen posible que el sector servicios sea uno de los pilares de la economía en este pueblo de menos de cuatrocientos habitantes.

Ese entorno es uno de los mayores motivos de orgullo para los navafrieños y un reclamo que son conscientes deben explotar para crear puestos de trabajo. «Es la única vía que nos queda», advierte el alcalde, Francisco Álvaro Escribano. «Es un pueblo muy acogedor y con vistas preciosas. Hay bastantes sitios a los que se puede venir a pasar el día», añade.

Lugares con encanto

Entre esos lugares con un peculiar encanto está el parque de El Chorro, un conjunto de piscinas naturales rodeadas de pinos junto a las que se puede disfrutar de la aventura de recorrer un pequeño rincón de la sierra de árbol en árbol y sin tocar el suelo y al que cada año acuden centenares de visitantes, «pero este año, desde que se prohibió hacer fuego, se ha notado que viene menos gente», apunta el regidor. También se surten con el agua del río, las piscinas del pueblo. Y es que Navafría es afortunado y el líquido elemento no falta en el pueblo.

Con incertidumbre por la repercusión que puede tener la declaración de la sierra de Guadarrama como Parque Nacional, en Navafría saben que seguir cuidando y promocionando su entorno para fijar en la medida de lo posible población y seguir atrayendo a foráneos es fundamental. «A la gente le gusta el pueblo con locura. En verano crece bastante la población, pero no faltan durante todo el año, fines de semana, vacaciones...», advierte el alcalde, Francisco Álvaro.

Fiestas

En unas semanas llegará una de las fechas marcadas en rojo en el calendario navafrieño y con ella se multiplicará sustancialmente la gente que acude al pueblo. La feria de ganado, el segundo domingo de noviembre, que surgió hace tres decenios como anticipo a la de San Andrés de Turégano, quince días después, se ha convertido en una cita ineludible para mucha gente, al igual que la feria artesanía, el último domingo de julio.

Entre ambas citas, un montón de fiestas animan la vida de sus habitantes y les hacen romper la monotonía en un pueblo que hace todo lo posible por mantener sus costumbres y celebrar las fiestas como manda la tradición.

Una de las más emblemáticas es San Sebastián, el 20 de enero. Una fiesta en la participa todo el pueblo, pero en la que los protagonistas son cuatro matrimonios de la cofradía, dos niñas y dos jóvenes, que van cambiando cada año, «pero el problema es que las niñas repiten mucho porque no hay», lamenta el regidor. Por la tarde, en más de una ocasión, los navafrieños se han tenido que abrir camino entre la nieve para subir a rezar el rosario a la ermita, montaña arriba.

También entre los árboles, en pleno corazón del Guadarrama, se encuentra el paraje de la Virgen de las Nieves, donde gracias a la donación de un fiel la imagen de la virgen volvió a la roca tras ser robada hace unos años. Los vecinos acuden a la romería el tercer domingo de junio y en unos meses, una asociación acude a montar un belén en un lugar, que como todo el pueblo, parece una postal.

Última actualización el Lunes, 24 de Julio de 2006 21:25
 
Top